Primeros cursillos de doblaje fuera de las empresas

 

 

Esta foto pertenece a unos locales situados en la calle Abatxolo de Portugalete (Bizkaia). En ellos se dieron los primeros cursillos de doblaje en castellano de Bizkaia, fuera de las empresas. Esto ocurrió asÍ:

 

En octubre de 1990, el actor Kepa Cueto y su antiguo jefe de la época en que daba clases de inglés, se pusieron de acuerdo para utilizar una de las academias de este último para, fuera de horas lectivas, dar un cursillo de doblaje en castellano. Se pusieron de acuerdo en los honorarios que cobraría Kepa, este pidió permiso en la empresa en la que trabajaba en exclusiva (a la sazón Edertrack) y se consiguieron ayudas del Gobierno Vasco para que el cursillo no resultara oneroso para los cursillistas. Esto es, fue totalmente gratuito.

 

11 personas iniciaron el proyecto que duraría hasta diciembre de 1990. De esas 11 personas, 10 llegaron a trabajar en doblaje, pero ninguna continúa en activo hoy día. Se utilizó material aportado por la empresa Edertrack e incluso uno de sus socios y técnico de sonido amen de ruidero llegó a dar una clase magistral de forma gratuita. Hablamos de Joseba Gotxi. Se dió la circunstancia de que las dos primeras semanas se dedicaron únicamente a ejercicios de dicción y lecturas varias. Este hecho se debió a una tremenda huelga por parte de los transportistas que derivó en la no llegada del material de grabación necesario para hacer takes (que era lo que interesaba)  y que llevó a momentos de desesperación tanto por parte del docente como de los alumnos.

 

La idea inicial era hacer más cursillos, pero una desavenencia fuerte entre Kepa y su antiguo jefe, dió al traste con los nuevos proyectos. Así que solo acabó por impartirse un solo cursillo. Poco después otras iniciativas llegaron a sustanciarse pero ninguna de ellas contó con la ayuda de Kepa o del Gobierno Vasco o del mismísimo ex-jefe del actor.