Los ruideros de K.2000

 

Los "ruideros" eran esas personas que se encargaban de crear los sonidos de las películas en estudio. Pasos, tiros, puertas que se abren y cierran, truenos y relámpagos, fuego, cascos de caballos... Lo que se necesitara.

 

Hoy día esta faceta de la profesión del doblaje ya está en fase de extinción. Las películas llegan actualmente con tan buenos soundtracks que no hace falta meter nada. Quizás algunos refuerzos. Pero es todo. A no ser que la película sea autóctona ó de dibujos hechos aquí, que entonces sí, hay que volver a echar mano de los ruideros para que hagan toda la banda de sonido y creen, como solo ellos saben hacerlo, todos los ruidos que se precisen.

 

Y no es tarea fácil engañar al oído humano haciéndole creer que lo que oye es un incendio cuando en realidad es papel celofán estrujado, que también suena a lluvia. O que los cascos de los caballos son cáscaras de coco chocándo entre sí ó que la tormenta que te está acoquinando es una placa de metal a la que se hace vibrar ó que... En fin. Otra cosa no. Pero IMAGINACIÓN ya le echan estos profesionales del ruido.

 

Hoy vamos a echar una mirada nostálgica a la sala de ruidos de K.2000 en Galdakao. Era la sala 4 (hoy día la 2) que también servía como sala de doblaje normal. Por la mañana se doblaba y por la tarde se hacían ruidos. Ya no se utiliza para el menester ruidero, pero todavía quedan muchos de los adminículos que gente como Iker Serna, Juanma Franco ó Manolo Carnota usaban diestramente para engañarnos como a chinos. También a finales de los 80 a alguien se le ocurrió crear un aparato, que se nos antojaría hoy cuasi prehistórico, que hacía ruídos tocando teclas. Estos eran demasiado artificiales y se acabó recurriendo al factor humano.

 

Echemos un vistazo a una sala ruidera:

botellas de todas clases, algún teléfono, latas, platos...

una cáscara de coco para hacer los cascos de los caballos, más teléfonos, trastos de todo tipo que tenían su valor y que los ruideros coleccionaban como tesoros

esto se utilizaba para simular los pasos de las películas. Uno para hierba, el otro para cemento y el tapado, con tierra

las puertas. Una pequeña, una grande, cerrojos...