La Época Dorada

Se podrìa hablar de dos èpocas doradas en la historia del doblaje en Euskadi. Una se inició cuando empezò EITB allà por el 82. No habìa actores de voz, no habìa gente en demasìa que dominara el euskera y habìa material a paladas para doblar porque la "Vasca" iba a necesitar un señor stock de pelìculas para emitir todas en euskera. Se crean ràpidamente escuelas y surge un grupo de actores que empieza a trabajar en jornadas maratonianas ganando unos pastones increibles para la època.

Asì va la cosa hasta que en 1986 nace K2000 y empiezan a mirar hacia el futuro y lo que està en ciernes. Las privadas, las autonòmicas y ETB2 que emitirà solo en castellano, necesitaràn tambièn un buen stock de pelìculas dobladas. Por eso K2000 elige a un grupo de actores, que han formado ellos mismos, y que aunque estàn un poco verdes en el tema euskera, el tema castellano lo dominan a placer. Tambièn traen a otro grupo de actores vascos que en aquella època se estaban buscando la vida en Madrid.

 

Pero hete aquì que lo del castellano se retrasa y la empresa decide prescindir a partir de enero de 1987 de un grupo de 16 actores que iràn a la calle segùn se vayan terminando sus contratos de 6 meses. Sin embargo, casi todos ellos fueron re-contratados en cuanto empezò LA ÉPOCA DORADA.

 

La ETB2 comienza a emitir al principio solo películas dobladas en Madrid y Barcelona, las autonòmicas comienzan y las privadas estàn al caer. No hay ni la mitad de la mitad de estudios que hay ahora, los precios estàn subiditos y el trabajo empieza a saturar a empresas y actores que no paran de currar. Se trae gente de Madrid a millòn de la época al mes, gente de Galicia a 700.000 y 400.000 pelas, los que estàn a convocatoria ganan un pastòn y los contratados entre una cosa y otra (la publicidad, los videos industriales, las direcciones, las horas  extra que habìa que meter, etc. etc. que se pagaban aparte) vivìan muy pero que muy bien.

 

Claro que todo esto durò lo que dura un cubito de hielo en un güisqui on the rocks (como dirìa aquèl) y en 1991 todo se va al traste, tanto aquí como en Madrid y Barcelona y nos enfrentamos a la gran crisis del 90 que a Euskadi llegò en el 91 y estalló en el 92.